¿Lideras o trabajas?

Líder

La mayoría de los líderes dedican más tiempo y esfuerzos del que sería necesario a controlar. Con esta actitud ellos rinden menos de lo que podrían, pero sus equipos también.

Un líder lo que debe hacer es facilitar y dirigir. Su misión es definir estrategias y hacer que otras personas las pongan en práctica.

La misión de un líder no es trabajar .

Un líder que pasa demasiado tiempo trabajando no tiene tiempo para dirigir y sus equipos son menos eficaces. Podríamos decir que hacer mucho es más perjudicial que hacer poco si el tiempo no se dedica a dirigir.

Para muchos líderes resulta muy difícil realizar sólo trabajos propios de su cargo, como los descritos anteriormente. Muchos líderes han llegado a puestos de dirección trabajando duro y demostrando sus habilidades en esos trabajos, y luego, claro, en cuanto se despistan, les resulta difícil no volver a hacer lo mismo que hacían antes de haber adquirido sus nuevas funciones y responsabilidades.

Para un líder lo importante debe ser el rendimiento de su equipo más que el suyo propio. Para que el equipo rinda más, el líder debe hacer menos. Cuando un líder consigue no hacer nada y que sus equipos funcionen, es indicativo de que está haciendo bien su trabajo.

Los líderes deben transmitir a sus equipos que esperan mucho de ellos y con ello elevar los estándares de exigencia. Cuando los líderes tienen unas expectativas altas y positivas sus equipos suelen responder a ellas. Para ser efectivo un líder debe motivar a los miembros de su equipo a que rindan más.

Para conseguirlo Ud. tendrá que confiar en ellos, ya que las personas que sienten que se confía en ellos, se esfuerzan todo lo posible por no defraudar esa confianza. Y además, la confianza suele ser recíproca, por lo que la confianza que el líder genera en su equipo también genera confianza de su equipo hacia él. Confiar más le ayudará en su tarea de conseguir ser un líder efectivo.

Larry Ferlazzo distingue entre irritación y agitación. Irritación es retar a alguien a hacer algo que nosotros queremos que haga. Agitación es desafiar a alguien a que haga algo que él quiere hacer. La irritación no funciona. Puede parecer que funciona a corto plazo pero para que alguien haga algo con convencimiento debe ser partícipe plenamente de las decisiones que se van tomando.

Para ello debemos conocer de las personas sus objetivos personales y sus aspiraciones.

Un líder efectivo debe ser consciente en todo momento de cual es su objetivo, y conseguir estos objetivos permitiendo que los miembros de su equipo desempeñen su trabajo.

La clave para poder conseguir hacer las tareas propias de un buen líder es formar un equipo que tenga todas las destrezas necesarias para superar cualquier obstáculo. Deben asignar a cada miembro del equipo su papel y encargarse de que lo asuman y lo cumplan.

Los equipos en los que sus miembros saben lo que tienen que hacer, en los que cada uno conoce el lugar que ocupa él y el lugar que ocupan los demás, tiene más éxito que en los que no ocurre esto.

Pero hay algo imprescindible para un equipo y es que las metas y objetivos sean claros y medibles.

Además estas metas deben ser ambiciosas para que Ud. y su equipo intenten mejorar.

Pero Los grandes líderes hacen cosas de forma distinta. No se comportan como los líderes al uso.

Y además tienen algunas características en común. Normalmente todos sienten pasión por su trabajo, les gusta lo que hacen. Todos son perseverantes y han superado continuamente multitud de obstáculos y no decaen ante los problemas.

Pero sobre todo hacen las cosas de forma distinta.

Fernando Álvarez Díaz de Cerio. Ceriomarketing

 

 

 

 

Se han cerrado los comentarios