Topología de negocios

Topología

Henry Ford no inventó la producción en cadena. Sí, fue el primero en aplicar esta forma de producción a la fabricación de automóviles, pero no la inventó. Ford vio como funcionaba un matadero de reses en Chicago y se dio cuenta que podía hacer lo mismo con los automóviles. Es ahí donde inicia sus ideas sobre el trabajo en cadena. Observando como descuartizaban a las reses. En un matadero se necesita un carnicero en cada puesto de trabajo, una persona mata a los animales, otra le quita las visceras, otra la piel, otra corta una parte, otra corta otra parte. El trabajo se realiza con el animal colgado de un riel y se finaliza con la intervención de cada uno de los integrantes del equipo de trabajo. De aquí nace su idea de aplicar al sector de la fabricación de autómoviles lo observado en el negocio del matadero. El negocio de carnicería era paralelo al de fabricación de automóviles. Había aplicado la topología a su empresa.

Topología es la ciencia de la categorización de las cosas de acuerdo a su forma. Este término lo utilizó Henry Poincaré a mediados del siglo XIX, para definir las áreas geométricas. La topología defiende que dos objetos son equivalentes cuando podemos transformar el uno en el otro mediante isometrías como la rotación, traslación, reflexión, etc. Una manzana, la tierra, una pelota, tienen la misma forma aunque no son iguales. Pero todas tienen un buen número de características comunes como que las tres ruedan, no tienen aristas, no tienen lados, no se pueden almacenar por bloques, etc.

Los negocios también tienen forma, y de ahí nace el uso del término Topología de Negocios. Para poder aplicarla lo primero que tenemos que hacer es encontrar las características determinantes que definan la forma de nuestro negocio y ver que otros negocios son similares en la forma. Un negocio similar en Topología de Negocios, es un negocio con cierta relación al nuestro, que estudiaremos intentando descubrir un modelo de innovación para aplicarlo en el nuestro.

Características determinantes son propiedades inusuales que son utilizadas para identificar a un negocio paralelo; son las cosas que nos ayudan a reconocer la “forma de un negocio”.

Por ejemplo, la radio es un negocio que tiene inventario, entendido como relación ordenada de bienes y existencias a una fecha determinada, y esta es una característica determinante. Aunque la radio tiene otras características, su característica determinante es que su inventario desaparece y reaparece al terminar un día e iniciar el siguiente, respectivamente. Día que pasa sin contratar publicidad es un día que no se recupera. Mañana no podrás contratar lo que no hayas contratado hoy. ¿Podríamos buscar características determinantes con la hotelería o las lineas aereas, verdad? Habitacion que no llene hoy ya no se recupera mañana, viajero que no viaje hoy ya no se recupera mañana.

La Topología de Negocios básicamente nos dice que cualquier situación a la que nos enfrentemos ya ha sido resuelta con anterioridad; alguien ya tuvo ese problema antes, posiblemente no en nuestra industria, pero si fue un problema con la misma “forma”. Así que debemos entender, que realmente no hay nada nuevo. Debemos entender que tenemos que identificar cada problema por su “forma” y luego buscar a alguien que ya lo haya resuelto; que lo haya examinado, que lo haya perfeccionado; que haya construido un sistema que nosotros podamos utilizar y que sea un modelo innovador, una revolución radical para nuestra industria, pero algo ya antiguo y usual en otra. Al encontrar una situación, debemos comenzar a pensar quién mas, en otra industria, ha afrontado una situación similar. Debemos dejar a nuestros competidores en paz. Vayamos en busca de aquellos, en otras industrias, que hayan afrontado esa situación y lo hayan hecho bien y apliquemos su tecnología, su conocimiento, su amplia experiencia a los retos que nosotros afrontamos.

Para aplicar la topología de negocios podemos seguir tres pasos. El primer paso consistiría en conocer cuáles son las características que definen a nuestro negocio. El segundo paso es ver como estos negocios “paralelos” vencieron el obstáculo con el que nos encontramos. Y el tercer y último paso es adaptar la tecnología que estos negocios utilizaron, y que ya está probado que funciona, a nuestro negocio.

Así aplicó Henry Ford la topología de negocios en el caso de la fabricación en línea de automóviles.

Primero buscó definir el problema, y llegó a la conclusión, de que los fabricantes de vehículos que estaban haciendo coches, conseguían fabricar un número muy pequeño, de que lo hacían de forma muy complicada y con mucho retraso desde que se pedían hasta que los recibía el comprador, y de que se vendían a precios muy elevados. Había que encontrar una solución.

Y es que cuando Ford empezó, existían 2.000 fabricantes de autos, y por tanto 2.000 ingenieros haciendo coches de uno en uno en sus garajes

Entonces pensó que fabricar automóviles no podía ser algo único y que debía haber otros negocios que tuviera problemas similares a los de la industria del automóvil. Entonces se preguntó: Cómo afrontaron este problema? Para responder esta pregunta estudio el funcionamiento de los mataderos.

Finalmente aplicó el sistema de trabajo en línea que se hacía en los mataderos a la construcción de automóviles.

¿Conoce ya cuál es la forma de su negocio?

Y lo más importante, sabe una cosa…¡Alguien ya pensó por usted!

Fernando Álvarez Díaz de Cerio. Ceriomarketing

Se han cerrado los comentarios