Josehp Krug. Champán con música

El champagne es un producto que tiene magia y que se asocia perfectamente al lujo, un producto esencial para comprender el mundo del lujo. Y en eso Krug es especialista, es el Rolls Royce del champagne. Krug hace soñar y es un icono dentro del universo que rodea a esta bebida.

krug

Cuando Joseph Krug fundó su Maison en 1843, se planteó un objetivo ambicioso, ir más allá de los límites de las añadas para crear un champagne único. Así nació el Krug Grande Cuvée, la primera cuvée de prestigio. Joseph Krug era un inconformista que volvió la espalda a una cómoda situación en una maison de champagne bien establecida para emprender su propio camino. No solo tenía la perspicacia, sino también el talento para lograr su ambición de crear un champagne con un sabor muy propio.

Esto hace que esta marca no sea simplemente un champagne, sino algo asociado a emociones a través de su historia y la de su fundador. Krug encarna toda una filosofía de trabajo, es pasión por el champagne, pasión por cada detalle, pasión por un sabor y un estilo muy particulares.

Hoy día cuentan con más de 150 vinos en reserva, miles de notas de degustación y toda la tranquilidad del mundo para conseguir, que cada año, sus vinos sean fieles representantes de esta Maison mítica.

Los productos de lujo tienen que tener una serie de atributos, como estar por delante, ir más allá de los límites, poseer calidad máxima, belleza, escasez, no ser baratos y propiciar a quien los disfruta de una enorme fuente de placer y una sensación profunda de libertad.

Para potenciar todas estas sensaciones de lujo y con motivo de su 170 aniversario, la Maison de Champagne Krug han creado, en colaboración con la talentosa diseñadora Ionna Vautrin, Krug Shell, una moderna y sofisticada caracola que amplifica el sonido de las burbujas del Krug Grande Cuvée, y que consigue, que cada sorbo se convierta en una experiencia única e inolvidable, rememorando la primera vez que acercamos una concha marina a nuestro oído para escuchar el sonido de las olas del mar. Con toda su elegancia y sofisticación, ha sido diseñada para encajar a la perfección en la copa de cristal creada especialmente para la Maison Krug por la prestigiosa maison de cristales Riedel. La copa bautizada con el nombre del fundador de la Maison, Joseph, mejora la apreciación del champagne Krug.

Y todo ello para, como repite Oliver Krug responsable de este gran champagne, conseguir cumplir una promesa permamente con sus clientes como es   “que nadie olvide nunca la primera vez que probó Krug”.

Pero, ¿Cuál es la música del champagne?

musica

La más reciente apuesta sensorial de Krug une música y champán.

Han invitado a diferentes músicos a sus instalaciones para que, tras probar los distintos cuvées pusieran música a cada sorbo con lo que les inspira, con lo que les transmite.

De esta forma, cada botella que sale de su Maison tiene un número especial, que introduciéndolo en la web de Krug, transporta la cata directamente a la musicalidad que para expertos en piezas clásicas, jazzistas, cantantes o intérpretes, ha representado la experiencia.

Le han dado continuidad en su web en su apartado “music pairing” donde músicos de fama mundial interpretan las piezas que asocian a cada variedad de Krug.

Con este concepto, organizaron en Hong Kong una comida uniendo champán, música en vivo y audiovisuales, y que la marca de esta prestigiosa bebida califica como la experiencia más lujosa de su vida.

Fernando Álvarez Díaz de Cerio. Ceriomarketing

Se han cerrado los comentarios