16 Cosas que te ayudarán a triunfar

Napoleon Hill II

El periodista Napoleón Hill, antes de lanzar al mercado en 1937 su best seller “Piense y hágase rico”, investigó durante más de 20 años a más de 500 millonarios hechos a sí mismos  .

De  sus investigaciones podemos extraer estos “14 mandamientos para dirigirnos hacia el éxito”.

 

 1. Ten un propósito bien definido.

Si se quiere iniciar el camino hacia el éxito  hay que tener un propósito o meta definida a la que apuntar.

2. Ambiciona lo que quieres

Hay  que querer apuntar por encima de la mediocridad, Hill dice: ” no ofrecemos esperanza para la persona que es tan indiferente que no quiere salir adelante en la vida, y que no está dispuesta a pagar el precio”.

3. No dejes de aprender

Hill enfatiza: “la educación no consiste tanto en los conocimientos, sino en los conocimientos aplicados de manera efectiva. Los hombres no son pagados por lo que saben, sino por lo que hacen con lo que saben”. No te conformes con tu título universitario. Que sea una prioridad el aprender constantemente cosas nuevas y desafiar a tu mente. Hay una razón por la que muchas de las personas de éxito y ricos de hoy son grandes lectores.

4. Ten Autodisciplina.

La disciplina viene a través del auto-control. Esto significa que uno debe controlar todas las “cualidades” negativas. Antes de poder controlar todas las situaciones, primero debes controlarte a ti mismo. Cuando se trata de hacerse rico, la fórmula más básica es ahorrar más, gastar menos e invertir más. Es un concepto simple, pero gastar menos requiere disciplina.

5. Cuida tu cuerpo.

Ninguna persona podrá disfrutar de un gran éxito si no tiene buena salud. No es ninguna coincidencia que muchos millonarios hagan tiempo en sus agendas para hacer ejercicio. Si no dominas tu cuerpo, la buena noticia es que muchas de las causas de mala salud -comer en exceso, pensamientos negativos, y la falta de ejercicio- están completamente bajo tu control.

6. No procastines

Comienza hoy. Lee artículos, prepárate, haz un plan financiero…etc. Pero empieza hoy mismo. Aquello que no sepas, lo aprenderás sobre la marcha. Hill opina que la dilación es una de las causas más comunes de fracaso. El tiempo nunca se detiene. Inicia desde donde estés parado y trabaja con todas las herramientas que tengas a tu disposición, y te irás encontrando con mejores herramientas a medida que avanzas.

7. Se persistente.

La mayoría de nosotros somos buenos empezando las cosas, pero al final nos solemos cansar de todo lo que empezamos. Las personas son propensas a renunciar a los primeros signos de  derrota. No pares hasta que obtengas lo que quieres. Las personas más exitosas tienden a estar ocupadas y superar el fracaso. El millonario Mark Cuban, dice :”He aprendido que no importa cuántas veces no pude, sólo hay que estar en lo cierto una vez para tener éxito”

8. Se positivo.

“No hay ninguna esperanza de éxito para la persona que repele a la gente a través de una personalidad negativa”. El éxito viene a través de la aplicación de la energía, y la energía se obtiene a través de los esfuerzos de cooperación de otras personas. Una personalidad negativa no inducirá a la cooperación”, recordaba Hill en su libro. Si quieres hacerte rico, las emociones positivas deben dominar a las negativas. Hoy en día, la investigación muestra que las personas positivas son más propensas a obtener mejores resultados en su trabajo y tienen menos probabilidades de estar desempleadas.

9. Toma decisiones.
Las personas de éxito tienen el hábito de tomar decisiones rápidamente. La rapidez de decisión no es sólo un rasgo de estas personas, es una de las cualidades más importantes que un líder debe poseer. Al final del día, tomar una mala decisión es mejor que no haber tomado ninguna decisión. Si algo lleva a no conseguir el éxito es tomar decisiones muy lentamente, y cambiar estas decisiones rápidamente y con frecuencia.

10. Asume riesgos.

“La persona que no asume ningún riesgo en general tiene que tomar lo que queda cuando los demás ya han elegido”, dice Hill.

11. Cuida tus relaciones personales.

Uno debe tener mucho cuidado para seleccionar un patrón de persona que será una fuente de inspiración, y que sea inteligente y exitoso, aconseja Hill. Este concepto va más allá de tu jefe y compañeros; también es importante rodearse de gente talentosa fuera del trabajo. Llegamos a ser como la gente con la que nos asociamos, por lo que los ricos tienden a hacerse amigos de otros que son ricos. No es cuestión de discriminación, es cuestión de aportes mutuos. Asimismo, una persona de clase pobre que consiga introducirse y absorber las palabras de un círculo de ricos, probablemente deje de ser pobre en muy poco tiempo.

12. Trabaja con pasión.

Nadie ha logrado nada grande sin pasión por lo que estaba haciendo. Sin entusiasmo uno no puede ser convincente. Por otra parte, el entusiasmo es contagioso, y la persona que lo tiene bajo control, es generalmente bienvenida en cualquier grupo de personas. “Ningún hombre puede tener éxito en una línea de esfuerzo que no le gusta”. El paso más importante en la comercialización de los servicios personales es el de la selección de una ocupación en la que  puedes lanzarte a ti mismo de todo corazón. No hay que gastar la energía en un trabajo que te deja estresado e insatisfecho en la vida. Dejar tu trabajo, si las circunstancias son las adecuadas, puede ser muy gratificante y puede dar sus frutos en el futuro.

13. Abre tu mente.

Las personas con una mente cerrada sobre cualquier tema rara vez salen adelante. Debes estar dispuesto a colaborar continuamente con los demás, imaginar nuevas ideas e innovar. Las personas más ricas y exitosas piensan diferente.

14. Trabaja tu don de gentes

La falta de habilidades sociales y la incapacidad para colaborar con los demás no son buenas compañeras de viaje en el camino hacia el éxito Para la construcción de un imperio hace falta don de gentes y encanto, tanto como estrategia.

Fernando Álvarez Díaz de Cerio. Ceriomarketing

Se han cerrado los comentarios